cadete masculino A

NO SABÍAN QUE ERA IMPOSIBLE; Y LO CONSIGUIERON

Redacción CD Gines Baloncesto - Daniel Rodríguez Pacheco

Quizás haya muchas otras formas de titular este relato, pero seguramente ninguno más cercano a la realidad. Después de tres partidos, el número era seis. Más valían, pero nunca menos. Y como no era imposible, quedando seis segundos pusieron el seis en el marcador. Y lo consiguieron.

El Cadete A del CD Gines ha conseguido por primera vez en la historia del club la clasificación para un Campeonato de Andalucía de Clubes en un fin de semana lleno de emoción y tensión. “Son muchos años ya. Muchos años peleando por algo así…”, se oía desde la grada en diferentes bocas. Y no era para menos. Eran doce los que jugaban en la pista y los tres técnicos, pero muchas decenas más los que empujaban desde fuera con el mismo deseo y empatía. Realmente, todos eran el Cadete A, absolutamente todos.
El primer día el mazazo fue duro. Tras un arranque muy dubitativo, el equipo conseguía sobreponerse a los nervios del debut y se marchaba al descanso 9 arriba, lo que hacía presagiar una cierta calma hasta el final. Nada más lejos de la realidad. El RCC Labradores limaba puntos poco a poco hasta lograr ponerse por delante a pocos segundos del final, algo que ya sería irreparable hasta el final del choque (46-48).



El segundo día, la “fortuna” quiso que se saltase a la cancha con todas las opciones intactas tras la victoria del Club Náutico en el partido previo. De no haber sido así, ya no habría quedado posibilidad alguna en la Fase Final. Y la emoción no podía ser menos. El conjunto azul y amarillo conseguía ponerse 1 punto arriba en el tanto a falta de 4 segundos, marcador que Gelves no fue capaz de solucionar tras el último tiempo muerto (47-46).
Las cuentas para el domingo eran claras: había que ganar; y además había que hacerlo de seis puntos o más. Con todo esto, los nervios volvían a apoderarse del equipo y el arranque y la mayor parte del transcurrir del partido no fueron los deseados. La mala fortuna hizo que el Club Náutico perdiese por lesión en el primer cuarto a dos de sus mejores jugadores durante toda la temporada, lo que les obligó a luchar por encima de sus fuerzas de una manera brillante.
Cuando todo parecía perdido con 10 puntos de diferencia casi finalizando el tercer periodo, llegó la reacción que todo el mundo ansiaba. El equipo se quitó los grilletes y sacó el desparpajo y la alegría que les caracteriza para poco a poco ir volteando la situación y entrar en el último minuto con la ventaja de 6 puntos necesaria. Las caras habían cambiado y la mente se hacía más fuerte.
Tras un tiempo muerto, Náutico atacaba y generaba un tiro que no entró, pero los de verde se hicieron con el rebote ofensivo y sumaban con una canasta fácil a tablero. Tiempo muerto. Cinco puntos arriba. Diez segundos.
Las pizarras tiraban de ingenio y había que confiar en que los nervios estuviesen templados solo unos segundos más. Y sobre todo, anotar. Alfonso López recibía una falta con seis segundos por jugar y dos tiros libres en sus manos. Volvemos al inicio del relato: tenían que ser seis; y fueron seis. Alfonso anotaba el primero dejando tras de sí un suspiro de todo su equipo y la afición de Gines (47-41). Tras fallar el segundo, no hubo tiempo para más que para un tiro de más allá de medio campo que se iba pero que no eliminó la tensión hasta que tocó el suelo. Los brazos arriba en puño de Fernando Planelles mirando a toda la afición azul y amarilla lo decían claro: ¡CAMPEONES!

La grada también fue azul y amarilla
Los jugadores estallaban de júbilo en el centro de la pista aun sin ser del todo conscientes de lo que habían logrado. Se tarda en asimilar. En esos momentos solo se puede correr y saltar de un lado para otro y abrazar al que te pille más cerca. Y así fue. Pero lo habían hecho. No era imposible.

El equipo Cadete posa con las medallas y el trofeo de Subcampeones de Sevilla

Álvaro, que junto a Sergio Bueno capitanea el equipo Cadete, habla en nombre de todo el equipo de lo que ha sido para ellos la temporada y la Fase Final disputada en Gelves.
PREGUNTA: ¿Habéis pensado durante toda la temporada que podíais llegar hasta donde lo habéis hecho o hasta el último segundo no habéis sido conscientes?
RESPUESTA: Como equipo creo que no pensábamos en ello. Trabajábamos diariamente para conseguir objetivos, siempre disfrutando, claro. Con el paso del tiempo, vimos que con nuestro trabajo y esfuerzo sí podía ser posible llegar a ello.
Pienso que cuando de verdad nos dimos cuenta de que podíamos lograrlo fue cuando vimos que ya no éramos un grupo de chavales a los que les gustaba jugar al baloncesto, sino un EQUIPO. Todos éramos una gran familia y nos apoyábamos mutuamente entre nosotros. Ahí fue cuando nos preguntamos: ¿Por qué no? ¿Por qué no hacerlo? Lo hicimos entre todos.
El equipo hace piña antes de comenzar un partido
P: ¿Cómo describiríais la sensación al sonar la bocina y saber que erais campeones?
R: Es un momento que no tiene palabras para describirse. Mezclas la alegría con la rabia, el dolor, los nervios…ninguno nos lo creíamos. Nos acordamos mucho de los que ya no están y también fue un momento de pena. Además, también fue una sensación de alivio para todo el equipo, porque Fernando nos daba mucha caña con el tema de las F4 pasadas y supuso un respiro para nosotros.

Pero sin duda fue un momento de máxima felicidad. Nos dimos cuenta cuando nos abrazábamos entre todos y algunos incluso llorábamos. Se nos pusieron los pelos de punta. Todo lo que habíamos sufrido había tenido su recompensa. Ya lo decíamos cada vez que alguien nos picaba, ‘el sacrificio de hoy es el éxito de mañana’, y #NOSOTROS lo hemos conseguido.  

Acerca de C.D. Gines Baloncesto

Club de baloncesto de cantera afincado en Gines, Sevilla, con más de 300 personas involucradas entre jugadores, entrenadores y directivos. #SOMOSGINES y "DISFRUTA DEL CAMINO" nos definen.
Con la tecnología de Blogger.