cadete masculino A

Entrevista a Fernando Planelles Almeida, 1er entrenador cadete masculino

Redacción CD Gines Baloncesto - Daniel Rodríguez Pacheco

PREGUNTA. Haga una valoración general de la temporada 
Fernando dan instrucciones
en el partido final
RESPUESTA: Bueno me cuesta hacerla ahora mismo. No es el momento porque aún no ha terminado la temporada para nosotros (queda lo mejor) y porque el resultado del fin de semana puede hacer que nos dejemos llevar por la euforia en el análisis. No obstante, ya que nos conocemos desde hace años… voy a contentarte (risas).  Ha sido un año duro para el equipo. Hemos tenido problemas en forma de lesiones y algunos personales externos que han afectado de manera importante al grupo, pero gracias a la unión y al compromiso de todos hemos podido superarlos. El grupo ha crecido mucho en cuanto a solidaridad, esfuerzo, compromiso, humildad y trabajo diario. En definitiva, hemos crecido y mejorado mucho como equipo. Como ya comenté hace unas semanas en medios de FAB Sevilla, tener la seguridad de poder apoyarnos en el resto del grupo nos ha ayudado mucho individualmente a superar los peores momentos personales. Cada uno hemos puesto nuestras mejores cualidades al servicio del #nosotros. Sin duda esto ha sido decisivo para alcanzar el hito conseguido y nos sitúa en una buena disposición para afrontar el ilusionante final de temporada que tenemos por delante. En cuanto a la competición, poco puedo decir negativo después de conseguir alcanzar el segundo puesto de la dificilísima liga regular y el reciente título de la f4 que refrendó esa segunda plaza en la clasificación final de la liga provincial. Empezamos la fase de grupos basando nuestras victorias en tanteos altos (tanto a favor como en contra) confiando mucho en nuestro talento ofensivo y mostrando carencias en la parcela defensiva. Aun con estas carencias y apoyados más en nuestras virtudes individuales que en nuestro juego colectivo, pasamos como primeros de grupo. Comenzamos la fase decisiva del campeonato en casa del C. Náutico Sevilla, sin duda, la cancha más difícil de todas como visitante, junto con la nuestra y a la postre el equipo más duro junto con el nuestro. Este partido fue bajo mi punto de vista un punto de inflexión para nosotros. En una primera parte mala defensivamente, nos dimos cuenta que si queríamos competir necesitábamos mejorar en este aspecto. En la segunda, después de ir hasta 15 puntos abajo en el marcador, desplegamos nuestros mejores 20 minutos defensivos hasta ese momento, fuimos capaces de remontar y terminar ganado de 1 sólo punto el partido. A partir de ahí hemos ido creciendo durante la competición ayudados por una liga tremendamente igualada y unos adversarios con un muy buen nivel en todos los aspectos del juego. En esta fase, como he dicho, tuvimos lesiones y otras circunstancias que, no sin dificultades, los jugadores fueron solventando. Recuerdo el partido en Marchena, o la dura derrota en dos hermanas, la victoria ante Gelves, o la victoria en la prórroga en el Labradores. Los chavales supieron dar la cara y nos hicieron vivir a todos la ilusión de una nueva f4 para nuestro club. De la f4 poco puedo decir. Es un ejemplo de la evolución que han sufrido estos jugadores, del tesón, de la constancia, de la fe y la lucha contra nuestro propio acierto que han sido capaces de adquirir. Somos un equipo que jugamos muy bien a baloncesto (es mi impresión) pero que no hemos sido capaces de demostrarlo durante los tres días de la competición en cuanto a vistosidad, juego alegre y acierto se refiere. Para mí, esto da aún más mérito a lo que estos jugadores han conseguido y afianza lo que pueden lograr a partir de ahora. Han sabido sobreponerse a la falta de acierto y fluidez, supieron sufrir y luchar cada balón para, al final, encontrar el camino para ganar juntos. Sin la vistosidad ni acierto de otras veces pero lo hicieron entre todos. ¿Qué ocurrirá a partir de ahora? … No lo sé, pero yo os diría que no os lo perdieseis, puede ser maravilloso. JUNTOS son capaces de todo. Era una valoración general ¿NO? (Risas) Me he extendido un poco pero es que sólo ellos saben lo difícil que ha sido cada pasito adelante. 

P: ¿Qué se siente cuando suena la bocina y conlleva un campeonato de F4? 
R: La verdad es que no lo recuerdo. Mi reacción fue levantar los brazos e ir a saludar a Andrés (entrenador de Náutico y amigo desde hace años) y marcharme al pasillo de vestuarios. La alegría fue enorme y empecé a sentir la tensión y los nervios que estaban escondidos durante el partido. Sentí también satisfacción por haberlo conseguido. En los momentos inmediatamente posteriores, ver a los jugadores, a nuestros aficionados en la grada y ver la alegría de mis compañeros entrenadores en el club fue muy emocionante y supuso aún más alegría. Sabía que mucha gente en el club deseaba esta clasificación pero no podía imaginar algo tan maravilloso. Como grupo también sentí que nos quitamos un gran peso de encima. 

P: ¿Qué destacaría del grupo que ha entrenado? 
R: Destacaría el talento que tienen por encima de todo, la capacidad de amoldarse a la competición, la de dar un poco más cuando crees que no les queda nada y la de resurgir cuando piensas que están “muertos”, aunque por encima de todo lo deportivo, destacaría lo buenas personas que son. Tengo suerte de que eligiesen que yo los entrenase. Gracias. 

P: ¿Cómo se prepara a los jugadores para un fin de semana así? ¿Con la cabeza? ¿Con el corazón? 
R: Pues no lo sé. No creo que haya un único modo. Nosotros lo hicimos desde el corazón y nos salió bien en cuanto al resultado final, pero la realidad es que no conseguimos mostrar nuestra mejor versión en cuanto a juego y a acierto se refiere. Durante todo el año hemos intentado mentalizar al equipo para que fuese capaz de aguantar la presión y para que luchásemos cada minuto. Una vez conseguimos el pase a esta f4, intentamos transmitir confianza en nuestras posibilidades e ilusión por conseguir algo que parecía prácticamente imposible y que finalmente los chicos consiguieron. A la vez, intentamos que sintiesen la responsabilidad de dar la cara y no la de conseguir el objetivo final. La idea era no pensar en ganar sino en realizar bien la tarea para conseguirlo. 

P: ¿Es posible olvidarse en la última "pizarra" de todo lo que rodea y buscar la mejor opción? 
R: En esos momentos no piensas en lo que nos rodea. Pensamos en quiénes eran los idóneos para estar en la cancha los últimos segundos, en qué situación podía ser más ventajosa para nosotros, cómo llegar a ella, qué podían hacer ellos para contrarrestarla y en transmitirla con la claridad suficiente. Teníamos la ilusión por conseguirlo y no nos íbamos a rendir. 

P: Para usted no es la primera vez que consigue una clasificación para Campeonato de Andalucía; ¿son sensaciones comparables? 
R: Me niego a que me hables de usted (risas). Me hago mayor. Efectivamente, como bien sabes (Dani formaba parte del primer equipo con el que participé en el Cto. De Andalucía) no es la primera vez. Antes hacía memoria y de las 15 temporadas en que llevo entrenando, he participado en 6 campeonatos (contando este), teniendo en cuenta que estuve 4 temporadas entrenando seniors… la verdad es que no está mal. Realmente, es la segunda vez que voy a participar con un club no de cantera ACB (hice trampas con las cuentas (risas). Esta sensación no es comparable con las anteriores por motivos diferentes. Cuando estás en la cantera de Cajasol (en mi caso) no das importancia a estas clasificaciones porque tienes puestas las miras más adelante y porque realmente conformas equipos muy potentes a nivel provincial. Es cierto que esta vez es comparable a la clasificación con mi club de toda la vida el CMI. Era la generación del 88/89 también en edad cadete (ya ha llovido). Aquella ocasión también era la primera vez que el club se clasificaba para un campeonato, lo conseguimos también en Gelves y fue absolutamente maravilloso. De hecho nos marcó tanto aquello que hoy 11 años después aprox. seguimos muy cerca todos aunque cada uno llevemos nuestra vida por distintos derroteros. Sí que es verdad que antes de la f4 sí hubo muchas sensaciones parecidas a la primera vez que conseguí participar en un Cto. de Andalucía de clubes. Tenía buenas sensaciones ya experimentadas anteriormente. Quizás esta vez sea más consciente de la dificultad de conseguirlo, del éxito que consiguieron aquella y esta vez los jugadores y de lo importante que es disfrutar el campeonato de manera competitiva. Los del 89 lo hicieron años después en un cto. Junior en Almería que nunca olvidarán y yo tengo la ilusión de hacerlo con los del 99/00 en la línea el próximo mes. Lo que sin duda no es comparable es sentir a cerca de 100 personas en Gelves (entre ellos mi mujer y mis hijos) animándonos como nos animaron el fin de semana aun pasando por los malos momentos que pasamos. En el CMI tenía a mi familia del río y el domingo no tenía manos para dar a todos los que nos acompañaron. Ni mejor ni peor, Diferente. Hay una cosa que no cambió, me acordé de aquellos del 88/89 y de sus familias y ellos se acordaron de mí. Lo bonito de las sensaciones es que se viven únicas y por eso las recordamos todas. Esta vez es la primera que no lo podré compartir con mi padre. Sé que con esto del baloncesto se sentía orgulloso de mí. No necesitaba que yo ganase nada. Disfrutaba de verme sonreír. Joder Dani, ¡vas a hacer que parezca un blando! (Risas) 

P: ¿Cómo explicaría el crecimiento del club en estos últimos años? 
R: Visto desde fuera es difícil de explicar. Aunque una vez dentro… es sencillo de entender sin que te lo expliquen. Yo sólo puedo hablar de los tres años que llevo aquí. Al comienzo estaban básicamente Pepe (Presidente), David y Mati (Vicepresidentes). Perdonad si me dejo a alguien. Ellos son el corazón del club, los que sienten el dolor como lo siente un padre que ve a su hijo hacerse daño, la alegría cuando lo ve conseguir un éxito y esa mezcla de ambas cosas cuando lo ves crecer y hacerse “autónomo”. Como los padres en las familias, son imprescindibles en Gines. Después llegó Aníbal. El actual delegado de la FAB en nuestra provincia (siguiendo con el símil) fue para nosotros nuestros ojos y nuestro cerebro. Él nos enseñó lo importante que es el cómo hacemos las cosas y el focalizar nuestros esfuerzos. Nos enseñó a mirar al horizonte y nos mostró la importancia de estructurarnos para dar solidez al club por encima de las personas que estén en un momento dado, pero dando importancia precisamente a eso, a las personas. A ello se pusieron y fueron llegando progresivamente, Max, Miguel Ángel, José Manuel, Ramón, Juan, Alejandro y Chinche - El MÚSCULO – y se crearon las áreas Jurídica, Eventos, Económica, Comunicación y “Primer Equipo” (espero no olvidarme de ninguna) y en ese punto estamos, intentando organizarnos e ir creciendo “profesionalmente” tanto en estas parcelas tan importantes como en la deportiva. En la deportiva también fue fundamental Aníbal, dejando una organización que mantenemos y que cuenta con un capital humano inigualable. Los que nos incorporamos de fuera, fuimos recibidos como se recibe a los de tu sangre. Nos enseñaron lo que es CD. Gines Baloncesto (algo singular) y nos motivaron para formarnos y trabajar por la gente de nuestra familia. Por último y para terminar de explicarlo, nos falta la ENERGIA para que el corazón sienta, el cerebro piense y los músculos empujen o tiren según corresponda. Nuestra energía son las familias que tanto esfuerzo aportan, que nos dan su confianza para acompañarles en la formación de sus hijos y los propios jugadores que nos transmiten esa ilusión y alegría que enganchan (al menos a mí) de nuestro club. Y son ENERGIA y fundamental, nuestros patrocinadores y el apoyo de nuestro ayuntamiento. El Ayuntamiento siempre se muestra dispuesto a colaborar y acompañarnos en cualquier reto que nos planteamos como Sloppy Joe´s, que ha supuesto para nosotros un impulso fundamental para el crecimiento deportivo y para el social, ya que gracias a su ayuda y la del resto de patrocinadores (I+D Energía, El dorado, Viajes Triana, etc.) los gastos para las familias se reducen en una buena parte. Seguramente, no haya explicado nada, porque me emociono cuando empiezo a hablar de esta gente pero es algo que no sé describir mejor. Invito a cualquiera que quiera una explicación a que se pase por el Sloppy Arena y pase un rato con esta GENTE porque el crecimiento de este club sólo se puede entender si conoces a esta GENTE. 

P: Esto aún no ha acabado. ¿Cómo van a afrontar el Campeonato? 
R: Por supuesto que no se ha acabado. Estos campeonatos ocurren muy pocas veces en la vida y debemos prepararnos para poder disfrutarlo. Cuando digo disfrutarlo no me refiero a estar de vacaciones en la Línea unos días, sino a competir cada día. Como sabes y ya hemos contado en esta entrevista, no es la primera vez que vivo esta situación. La primera vez, no fuimos capaces de prepararnos para competir y sólo hablábamos de disfrutar. Disfrutar en Costa Ballena (allí nos alojamos) de compartir habitaciones, comer en el buffet, hacer bromas, etc. Finalmente competimos muy por debajo de nuestras posibilidades y no disfrutamos tanto como podríamos haber hecho. La idea es prepararnos para el campeonato, como una fase más de la competición, dar la cara cada día y luchar por cada victoria. Somos debutantes y tampoco conocemos realmente el nivel del resto de equipos, pero el objetivo es que sea la competición la que marque nuestro sitio y no el conformismo o una imagen mental de lo que imaginamos que sucederá. Vamos allí a por todas, a medirnos con los mejores cadetes de Andalucía buscando nuestro sitio. Es un reto ilusionante y será divertido afrontarlo todos juntos. 

¿Ya hemos acabado? Deja que diga algo más. Quiero agradecer a mi Mujer y a mi madre la de horas que hipotecan con niños/nietos/cenas/duchas/parques/etc. porque yo siga “practicando” este deporte. 

Y especialmente quiero agradecer a Tacho, Acevedo, Polo y Porti lo que nos ayudaron en los entrenamientos durante sus días de vacaciones. Todos dicen que se sintieron como si hubiesen estado ellos en la cancha y no saben lo que significa eso para nosotros. Ellos jugaron, conseguimos la clasificación por pequeñísimos detalles, seguro que alguno de esos detalles lo trajimos para nuestro lado durante los entrenamientos de Semana Santa. Gracias y disfrutad, porque lo hicieron los cadetes pero es de todos.

Acerca de CD GInes Baloncesto

Club de baloncesto de cantera afincado en Gines, Sevilla, con más de 300 personas involucradas entre jugadores, entrenadores y directivos. #SOMOSGINES y "DISFRUTA DEL CAMINO" nos definen.
Con la tecnología de Blogger.