edm

Carta de Mati a 12 Cracks


Hace unos tres meses, me enteré de que querían contar conmigo para un proyecto de selecciones comarcales en el que jugaríamos un día de Junio, en San Pablo entre las cuatro comarcas. Me alegré porque para todo aquel que se quiera dedicar a esto de los banquillos realmente, esto supone un reconocimiento a tu trabajo, y más si llega en tu primer año como entrenador “oficial” por así decirlo. Vamos, digamos que solo pensé en mí en ese momento.

Cuando llegué a la primera concentración, me encontré que faltaba el 1º entrenador, y en esa pista del pabellón de Coria, estaba un Matías un poquito acojonado con el panorama. Cerca de 40 chavales y nosotros allí sin el entrenador que había preparado la sesión. Muchas caras, algunas me sonaban y la mayoría eran nuevas. En todas ilusión, nervios e incertidumbre.

A los dos meses me encuentro con solo doce caras. Ahora mejor conocidas, evaluadas, pero con más ilusión y nervios que antes. Doce caras que se han dado cuenta que, fuera de las canchas, no hay rivales, sino personas, con las que se puede llegar a tener relaciones de amistad insospechadas en el mes de enero o febrero cuando empiezan los partidos. Caras que se han visto como rivales, en sus equipos y en la selección para conseguir un puesto, pero que ahora se ven como compañeros y amigos.

¿Y sabéis que pensaba yo? Si gano el campeonato espero que suponga un salto y se fijen en mí para cosas más importantes. De nuevo pensaba en mí.

Pero, el día antes de la competición, me di cuenta de algo. Vi realmente el regalo que me había echo Julián al darme este equipo, y quizás sin darse cuenta. Me ha dado ojos para ver lo que realmente importa en esto. No es la altura, ni la calidad, ni nada de eso. Lo realmente importante es que crezcamos. Sí, que crezcamos. Que crezcamos como personas, en valores importantes como la lucha, el sacrificio y la amistad. Puede parecer todo muy típico y moña pero es realmente lo que he aprendido de todo esto. El basket es solo un medio para que lo pasemos bien y conozcamos a gente que pueden ser amigos para toda la vida. Y eso me lo han enseñado mis doce caras. Es decir, mis doce jugadores. Todas las experiencias que hemos tenido juntos nos han ayudado a ser realmente un equipo, a animarnos y a poder compartir con los demás nuestro deporte favorito, independientemente de los resultados, que además han sido buenos. Me lo habéis demostrado estando siete horas esperando a un partido, todos juntos, en piña disfrutando del tiempo que habéis pasado juntos y deseando al acabar, volver a veros de nuevo y disfrutar de la compañía de vuestro equipo. Solo puedo decir que gracias, por quitarme de mi visión egoísta del baloncesto y volver a enseñarme porque quiero trabajar en esto, porque vosotros los realmente protagonistas, tengáis en vuestra vida unos recuerdos y unas experiencias que os ayuden a ser mejores personas y a valorar los pequeños regalos que nos da la vida y el baloncesto.

Y nada más quiero terminar con un par de líneas personalizadas para cada uno de vosotros, mis doce cracks:
  • Rodrigo: Me has demostrado que se puede ser bueno en esto sin creérselo, ayudando a los compañeros a mejorar, intentado siempre aprender cosas nuevas y haciéndonos reír.
  • Manu: Solo te digo que eres grande tío… como persona. Nunca ha desaparecido la sonrisa de tu cara. Manu, trabaja duro, no lo dejes, puedes llegar lejos, pero sobre todo no cambies.
  • Lete: Eres el claro ejemplo de la superación. ¿Quien dijo que el basket eran centímetros? Tienes calidad para regalar y no eres nada egoísta. Muchas gracias por todo crack.
  • Fernando: Nunca he visto a nadie con más sangre, pequeñito pero matón. Además no hace falta decir que sueltas unas frases que hacen sonreír a todo el equipo (o mearse de risa)
  • Madro: Eres un tío serio. Tu cara en entrenos y partidos es de concentración permanente y fuera de la cancha sabes cuando reír, eres un ejemplo para todos nosotros.
  • Maky: Lo tuyo sí que es compromiso, fuera de bromas eres el que más lejos vive y el que siempre está dispuesto a moverse y a buscarnos un sitio para entrenar. MAKINA
  • Enrique: Creo que en la selección has encontrado otra forma de ver el baloncesto que espero que te ayude a seguir y a aprender, viendo su parte más positiva.
  • Fabio: Lo único que espero que hayas aprendido tú es a quitarte el reloj para jugar. Además de eso, nos has dado tranquilidad y carcajadas hasta que parecía que te ibas a desmayar.
  • Pablo: Has aportado todo lo que tienes y eso te honra. Espero que sigas mejorando y trabajando para conseguir lo que te propongas.
  • Juanca: Espero que esto te haya servido, se que el basket te gusta mucho, pero tienes que comenzar a aportar todo lo que tú sabes que puedes dar tanto en casa como fuera.
  • Pedro: Llevas poco tiempo en esto pero sé que te gusta y que estas super viciado. Sigue así y pierde ya el miedo al tapón, que quiero verte hecho un gran tirador.
  • Edu: Dos movimientos y una finta, pero siempre eficaz y cumplidor en todo. Si te aprendes dos movimientos y una finta más serás imparable. Bueno y un par de centímetros no van mal.

Fdo Matías Camino
Monitor EDM Gines, Entrenador Selección Aljarafe Cadete Masculino

Acerca de C.D. Gines Baloncesto

Club de baloncesto de cantera afincado en Gines, Sevilla, con más de 300 personas involucradas entre jugadores, entrenadores y directivos. #SOMOSGINES y "DISFRUTA DEL CAMINO" nos definen.

0 comentarios:

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Con la tecnología de Blogger.